07/04/2014

0

Compartir y colaborar, claves para la aeronáutica del siglo XXI

 

Compartir y colaborar nunca ha sido más fácil desde que Internet entró en nuestras vidas y explotó como algo natural a través de las tecnologías móviles. Compartimos nuestros gustos a través de Internet y realimentamos el sistema valorando hoteles en Tripadvisor, libros en Amazon, películas en IMDB, estado del tráfico en Waze, etc. Pero ¿qué ocurre en el mundo aeronáutico? ¿Hay algo parecido?

Pues hay algo similar pero mucho más grande y ambicioso. En concreto, hay dos tecnologías que pueden cambiar muchas cosas a corto plazo. Se trata de Airport Collaborative Decision Making (A-CDM) y de Automatic Dependent Surveillance-Broadcast (ADS-B). Uno centrado en el mundo de los aeropuertos y otro en el de las aeronaves.

A-CDM es un sistema para compartir información del funcionamiento del aeropuerto entre compañías aéreas, operadores e incluso otros aeropuertos. Es un proyecto desarrollado bajo el paraguas de Eurocontrol y ACI Europe (http://www.euro-cdm.org/) y se ha implementado al completo en los aeropuertos de Múnich y Bruselas. En concreto, el responsable de los servidores de datos y gestión del aeropuerto de Bruselas ha participado en este proyecto y dispone de un blog donde cuenta con detalle cómo fue el proceso. Se llama Kris de Bolle (http://about.me/krisdebolle) y ya ha publicado dos artículos muy interesantes:

1. Airport Collaborative Decision Making in Europe: http://dcdesigntech.com/new-airport-insider/airport-collaborative-decision-making-in-europe/

2. A-CDM Concept Elements: Setting Milestones: http://dcdesigntech.com/new-airport-insider/a-cdm-concept-elements-setting-milestones/

ADS-B, por su parte, es un sistema cooperativo de vigilancia para el seguimiento de aeronaves. Cada avión determina su posición a través de satélite mediante GNSS (GPS, GLONASS o Galileo) y lo retransmite por radio abiertamente. Esta tecnología forma parte de lo que se ha denominado Next Generation Air Transportation System (NextGen) en Estados Unidos y CASCADE program en Europa. Para enero de 2020 deberá estar implementado en cualquier aeronave que vuele en territorio controlado por Estados Unidos. En principio esta tecnología parece compleja, pero no lo es, y su potencia es increíble ya que con esta información se podría operar en un pequeño aeropuerto sin necesidad de radar de aproximación ni muchas tecnologías complejas y caras. Y todo gracias a que los aviones comparten información de su posición, origen y destino. De hecho esta tecnología es tan simple que podemos replicarla de forma amateur con un ordenador, algo de software y una tarjeta de TV-TDT adaptada (http://www.rtl-sdr.com/adsb-aircraft-radar-with-rtl-sdr/). El resultado es equivalente al que podemos ver en http://www.flightradar24.com/.

Una vez más, se demuestra que compartir puede ser mucho más importante para el futuro de lo que se suele pensar.

 

Actualización:

Este post fue escrito antes de la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines. Este vuelo ha dado a conocer de forma pública el ADS-B y una de las cuestiones que más gente se ha preguntado es:

¿Por qué si es tan importante el ADS-B se puede desconectar manualmente por el piloto?

Como siempre, las respuestas son variadas, están relacionadas con los errores que estos puedan tener al informar de la posición de la aeronave y similares. Para ampliar información un par de enlaces imprescindibles:

¿Por qué los transpondedores de los aviones se pueden apagar manualmente? en el blog de Microsiervos

Out of Control en el New York Times

 

 

Share Button

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*