17/08/2015

2

Don Félix y la Coupe Aéronautique Gordon Bennett

Don Félix(1) se ganó la participación en la competición de globos Gordon Bennett(2) durante la guerra en África. Ésa fue la recompensa por evitar que un globo de reconocimiento del ejército español cayera en territorio enemigo. Meses después, el 23 de septiembre de 1923, él y el Capitán Peñaranda estaban en Solbosch, cerca de Bruselas. Estaba todo listo para el comienzo de una nueva edición de esta prestigiosa competición.

La Coupe Aéronautique Gordon-Bennett es la competición de globos más importante del mundo. Se celebra desde 1906.

Aquel día hacía un tiempo terrible. Había llovido toda la semana. El desarrollo de la carrera estaba en riesgo debido a los fuertes vientos generados por una tormenta. Los dos hombres aguardaban junto a “Polar”, un imponente globo aerostático de 294 kilogramos y un volumen de 1.220 m3.

En la línea de partida estaban preparados 15 globos de seis países diferentes: Francia, Estados Unidos, Inglaterra, Suiza, Bélgica y España. Los equipos italiano y polaco habían renunciado a participar en el último momento debido a las condiciones meteorológicas. Ya había habido dos accidentes incluso antes de que comenzara la competición. La fuerza generada por el viento había arrancado la envoltura de un globo estadounidense. Otro globo estadounidense había destrozado la góndola del equipo Belga.

Finalmente, a las 4:00 de la madrugada, en medio de una tormenta terrible, comenzó la carrera. “Polar” despegó bajo una intensa tormenta de granizo y fuertes vientos. Apenas 30 km después de haber despegado, la meteorología empeoró. Los aerosteros españoles decidieron buscar un lugar para aterrizar. Cerca del pueblo Hayst-op-den-Berg, comenzaron los procedimientos de descenso habituales. Apenas a 100 metros del suelo, un granjero cogió la cuerda de freno para ayudar a detenerles, pero una fuerte ráfaga de viento le obligó a soltarla.

De repente, el globo se elevó a 1.200 metros. Don Félix mantenía las manos en sus bolsillos. Quería estar seguro de no tocar los cables que ataban la góndola a la envoltura. Mientras estaban en medio de una nube, un rayo cayó sobre la aeronave. Se dio la vuelta y vio a su amigo desvanecerse. Éste permanecía inmóvil, con los ojos bien abiertos, en un lado de la góndola. Estaban a más de 1.000 metros del suelo y la envoltura había prendido fuego. En cuestión de segundos, decidió tirar de la correa de la válvula de desgarre y dejar escapar el aire. Inmediatamente después, milagrosamente, la envoltura adquirió la forma de un paracaídas improvisado y comenzó a caer, rápido, fuera de control…

Cuando los granjeros del pueblo cercano vieron cómo el globo aerostático caía, corrieron hacia su encuentro. Encontraron a los dos valientes españoles enterrados bajo las bolsas de arena, la red, la envoltura y otros elementos del globo. Don Félix gritó en su rústico francés: “Aidez mon ami, aidez-le” (Ayuden a mi amigo, ayúdenlo). No había nada que hacer. El Capitán Peñaranda estaba muerto. Yacía sin vida, con la cara cubierta de sangre, entre sacos de arena húmeda. Don Félix tampoco se podía mover. Se había quebrado el fémur de las dos piernas.

Ese día, además del español, murieron durante la competición otros cuatro aerosteros: dos estadounidenses que volaban el globo “US Army” y dos suizos que iban en el “Geneve”. En ambos casos, un rayo los mató. Además, cinco pilotos resultaron heridos y a otros dos tuvieron que rescatarlos en alta mar. Para la competición Gordon-Bennett, aquél día fue el más trágico de su historia.

El temerario Don Félix sobrevivió a sus heridas y se casó poco después. Tuvo 4 hijos y 3 hijas. Una de ellas era mi madre. Don Félix era mi abuelo. Lo llamábamos Papa-Félix.

 

(1) Los hechos históricos se obtuvieron del libro “El General Félix Gómez-Guillamón. Ingeniero, Aerostero, Geógrafo, Científico y Escritor”, por Luis Utrilla Navarro.
(2) La Coupe Aéronautique Gordon-Bennett es la competición de globos más importante del mundo. Su primera edición se celebró en París, en 1906, ante 200.000 personas.
(3) Video: Gordon Bennett Cup 1923

 

 

Share Button

2 Comments » for Don Félix y la Coupe Aéronautique Gordon Bennett
  1. SDarias says:

    Estimado Sr. Padilla.

    Me ha parecido muy interesante su post por cuanto no es frecuente encontrar relatos que, como el suyo, hagan patente el valor de aquellos que fueron precursores de la aeronáutica, en todas sus facetas.

    A raiz de su artículo he tenido la oportunidad de bucear en diversas fuentes para encontrar muchas referencias tanto al acontecimiento que rememora como a sus dos protagonistas, los militares Peñaranda y Gómez Guillamón, implicados de forma directa en la aventura y la historia aeronáutica. Y tengamos en cuenta que, precisamente, el ejército ha tenido a muchos aventureros, investigadores y apasionados sin los cuales la aeronáutica no habría avanzado hasta llegar a lo que es hoy en día. Incluso a pesar de acontecimientos como el que relata.

    Los vuelos en globo son una aventura incluso hoy en día. Más si cabe a principios del siglo XX, sin los medios de orientación, localización y recate de los que disponemos hoy en día.

    Y aprovecho para preguntarme ¿cómo es posible que dos personas como el general Gómez Guillamón y el capitán Peñaranda no dispongan de una calle o una plaza en un país que, como España, distingue a otras personas por méritos mucho más discutibles?

    Estimado Sr. Padilla, siéntase muy orgulloso de ser descendiente de su abuelo. Ojalá hubiese personas hoy en día con esas inquietudes y esa valentía.

    Aprovecho para felicitarle por su blog, posiblemente unos de los mejores y más completos que he tenido la oportunidad de conocer en este apasionado mundo de la aeronáutica.

    • Vicente Padilla Vicente Padilla says:

      Estimado Sr. Darias

      Muchísimas gracias por su comentario. Efectivamente hay muchos militares pioneros de la aeronáutica. Son héroes silenciosos, hombres anónimos llenos de valor y de carácter que hicieron posible la aviación de hoy conocemos. 

      Muchas gracias también por su felicitación del blog. Somos un equipo de 500 profesionales expertos en el sector. Es nuestro pequeño granito por diseminar la cultura aeronáutica. 

      Un cordial saludo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*