26/04/2017

0

Entrevista con Jonathan Lison, IAMF

 

Jonathan Lison es el Director Gerente de la IAMF, Federación de Fabricantes Aeroespaciales de Israel.

“Movido por las dificultades geopolíticas en Oriente Medio, Israel ha desarrollado tecnologías y conocimientos expertos que, sin duda, lo colocan en una posición ventajosa.”

La Federación de Fabricantes Aeroespaciales de Israel (IAMF) nació a finales de 2011. ¿Por qué surge la necesidad de crear una institución de este tipo en Israel?

En Israel hay un gran número de empresas de nivel 2 y nivel 3 con certificado AS9100 que, a su vez, son proveedores de las tres compañías internacionales de aviación más importantes del país. La necesidad de crear una federación surge del deseo de estas empresas de convertirse en proveedores para el mercado internacional a fin de que sus productos se vendan en el extranjero.

 

¿Cuáles son los principales retos que la IAMF ha tenido que afrontar desde sus comienzos y en qué áreas concretas del sector aeroespacial israelí opera?

El principal desafío al que se enfrenta la IAMF es la enorme inversión necesaria para comercializar y vender piezas y productos para la aviación en el extranjero: desde la participación en ferias de aviación internacionales a las giras profesionales por el extranjero, pasando por la configuración de un equipo de ventas al exterior y la asistencia a las empresas en sus respuestas a las solicitudes de presupuesto.

La IAMF opera en el sector aeroespacial comercial con los proveedores de Boeing, Airbus y otros fabricantes de productos originales. El objetivo principal son los componentes estructurales, desde metales a materiales compuestos y sistemas de aviación.

Una de las misiones de la IAMF es la promoción de las compañías israelíes en Europa, Asia y Norteamérica. ¿En qué principales mercados internacionales están presentes actualmente las compañías israelíes?

La función de la IAMF, distintamente a la de las federaciones de otros lugares del mundo, no consiste en trasladar al gobierno las necesidades y limitaciones de las empresas; su objetivo, en realidad, es ayudar a las organizaciones a penetrar en el mercado aeroespacial internacional.

La finalidad de la IAMF es promover el papel de las empresas israelíes, principalmente en Europa y Asia. Ahora mismo, las empresas aeroespaciales israelíes operan sobre todo en Norteamérica. Nuestros esfuerzos más recientes tienen como objetivo los mercados asiáticos: India, Singapur, Corea del Sur, Japón, etc.

 

¿Qué puede decirnos sobre las acciones que la IAMF está desarrollando para alcanzar estas metas?

La IAMF ha conseguido la participación del gobierno, al 50 %, en los gastos de ventas y marketing internacionales de nuestros miembros. La IAMF organizó dos ferias: Aerosupply en Tel Aviv y otras dos en India que atrajeron a directores de ventas de todos los fabricantes principales del mercado.

Organizamos giras para las empresas del extranjero que comprenden la visita a las sedes de nuestros miembros con tiempo para analizar posibles oportunidades de colaboración. En cada gira han participado un mínimo de 20 empresas extrajeras. La IAMF también dirige visitas para las empresas de nivel 1 y 2 israelíes con el fin de apoyarles en su búsqueda de nuevas tecnologías y proveedores entre los miembros de la Federación. Nuestra organización asiste a varios acontecimientos aeroespaciales en Europa con nuestro propio stand, lo que contribuye a reducir los costes para nuestros miembros y a darlos a conocer a clientes potenciales. Organizamos talleres internacionales relacionados con las certificaciones y los estándares espaciales exigidos por el mercado y nuestro equipo de ventas ha logrado un gran éxito gracias a la captación de un volumen significativo de solicitudes de presupuestos para nuestros miembros.

 

El sector aeroespacial israelí ha evolucionado hasta convertirse en exportador líder de tecnología y sus firmas aeroespaciales encabezan el sector mundial de las aeronaves no tripuladas (UAV). En su opinión, ¿cuáles son las principales fortalezas del sector aeroespacial israelí y cuáles los aspectos que debería mejorar?

La posición aventajada que Israel ocupa en el sector aeroespacial es una consecuencia de los problemas geopolíticos en Oriente Medio. Movido por estas dificultades, Israel ha desarrollado tecnologías y conocimientos expertos que, sin duda, lo colocan en una posición ventajosa. Por ejemplo, Israel es uno de los pocos países del mundo que sabe fabricar y lanzar satélites al espacio, se cuenta entre las pocas naciones que han desarrollado y construyen aviones de combate y actualmente fabrica aviones comerciales. La de los UAV es otra rama del mercado en la que Israel se mueve con ventaja, como competencia principal de los fabricantes norteamericanos.

Creo que la combinación de estas fortalezas puede dar como resultado productos muy interesantes para el sector de la aviación comercial.

Una de las áreas en las que, por el contrario, el sector aeroespacial israelí debe mejorar es en la cooperación con las empresas europeas en beneficio de ambas partes.

 

¿Qué oportunidades de colaboración existen entre las compañías aeroespaciales israelíes y españolas? ¿Hay proyectos en marcha en algún programa aeroespacial?

España cuenta con un sector aeroespacial excepcional, con gastos de explotación relativamente inferiores a los de Europa Central, y ha logrado imbricarse en el tejido de muchos mercados aeroespaciales, convirtiéndose en un actor principal. En mi opinión, son muchas las oportunidades de colaboración que se presentan entre las empresas españolas e israelíes, en las que las empresas españolas pueden facilitar el acceso al mercado europeo de la aviación y las israelíes aportar la innovación tecnológica que ayude a España a ganar ventaja en el mercado internacional. La cooperación puede garantizar el éxito de las empresas españolas en los procesos de solicitud de presupuestos paneuropeos. Empresas españolas e israelíes se han inscrito en los proyectos Horizon 2020. Poner las fortalezas de cada parte a disposición del conjunto sería una opción interesante. Muchas ideas podrían verse materializadas con el apoyo de los gobiernos español e israelí a las innovaciones conjuntas en aviación. Por ejemplo:

  • En los próximos años, se construirán cientos de aeropuertos en India, China y Asia, por lo que van a ser necesarias las nuevas tecnologías para garantizar la eficacia y mejorar la seguridad de esos aeropuertos.
  • El transporte de bienes comerciales podría ser autónomo, ya que actualmente estamos desarrollándonos en el sector de la automoción en Israel.
  • Existen distintos métodos de transporte aéreo, que reducen costes, riesgos, etc. La IAMF se encuentra en conversaciones con una empresa española a este respecto.

 

La IAMF reúne a compañías y a socios institucionales. ¿Por qué es tan importante la colaboración entre lo público y lo privado en el sector aeroespacial?

Las inversiones necesarias en el sector aeroespacial son exorbitantes y los proyectos de desarrollo son largos, con lo que el rendimiento sobre la inversión tarda en llegar; es aquí donde los socios institucionales pueden resultar de gran apoyo para las compañías privadas. Además, las universidades pueden contribuir a la introducción de nuevos métodos y tecnologías en la seguridad y la infraestructura aeronavales.

 

 

Share Button

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*