22/05/2017

0

Retos en la fabricación de RPAS

 

Como ya pudimos leer hace unas semanas en este mismo blog, el diseño de RPAS tiene muchas peculiaridades que es necesario tener en cuenta. Hoy continuamos con los retos que se plantean en la fase de fabricación.

El primer hecho particular al que se enfrentan las empresas dedicadas a esta industria tiene que ver con el número de unidades de RPAS que el cliente les suele demandar.

Cada segmento de tamaño de RPAS se enfrenta a una serie de retos que condicionan su proceso de fabricación.

En este sentido quizás el segmento medio de fabricación es el más complicado. Para los drones pequeños de tipo multirrotor sí es factible montar cadenas de producción industrializadas debido al número de unidades que se distribuyen. En este nicho, la compañía china DJI es probablemente la que mejor ha sabido entender el mercado orientado al ocio. Ha pasado en unos años de ser una pequeña empresa ubicada en Shenzhen a convertirse en toda una multinacional con más de 6.000 empleados y oficinas en Estados Unidos, Japón y media Europa. Por su parte, el mercado de los RPAS de mayor tamaño está claramente orientado a las aplicaciones militares y hemos de considerarlo a otra escala, ya que aquí entran en juego consideraciones geopolíticas y grandes presupuestos de compañías como Northrop Grumman, Lockheed Martin, General Atomics o Boeing.

Si enfocamos esta cuestión hacia los RPAS de tamaño medio, el primer reto que afrontar está relacionado con salvar la brecha existente entre lo que se puede proponer en un diseño teórico sobre una herramienta CAD y la forma de implementar esas propuestas en una planta de fabricación real. Una vez en fábrica, las técnicas de fabricación para este tipo de plataformas aéreas son eminentemente manuales y no siempre es sencillo fabricar moldes o disponer de útiles de apoyo para el ensamblaje de estructuras.

En este punto es donde el ingeniero tiene que recurrir más a la etimología de la palabra que denomina su profesión y, sin perder la filosofía de producto industrializado y por tanto teniendo bien definidos e implementados los procesos de fabricación, el control de configuración y la trazabilidad del producto, debe plantear soluciones creativas que permitan minimizar el número de moldes necesarios para fabricar varias configuraciones del mismo producto con materiales que sean a la vez robustos y económicos. Respecto al utillaje, quizás lo recomendable es utilizar una combinación de elementos industriales de catálogo con otros elementos para configurar una solución completa.

Otro problema fundamental es la escasez de proveedores especializados. Aunque ya hay algunos fabricantes que se orientan específicamente a los RPAS (con todas sus peculiaridades), un gran número de ellos provienen del mundo del aeromodelismo o de la aviación general. Esto conlleva los inconvenientes de sub o sobrecumplimiento de los requisitos de diseño que influyen directamente en las performances (prestaciones) del producto final, además de plantear problemas en la posible escasez de repuestos, precios elevados al tratarse de cantidades pequeñas o necesidades de elementos casi a medida, que no siempre el proveedor está dispuesto a suministrar para pocas unidades.

Es en este punto donde la democratización de la fabricación aditiva y el ajuste de sus costes puede ser una solución a medio plazo para disponer en el mercado de tiradas cortas de soluciones a medida a un precio razonable.

 

 

Share Button

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*