12/06/2017

0

Mantenimiento de aviones inactivos

Estamos acostumbrados a ver los aviones en movimiento. No en vano, uno de los elementos clave en la rentabilidad de una aeronave es la optimización del número de horas de vuelo. Sin embargo, pensemos que en ocasiones los aviones descansan… ¿qué pasa con ellos en esos casos?

Cuando un avión está inactivo temporalmente se le asignan tareas periódicas de mantenimiento con el fin de mantenerlo siempre a punto para entrar de nuevo en servicio.

Por muy diversos motivos un avión puede quedar inactivo en un largo periodo de tiempo en el cual va a requerir una serie de tareas de mantenimiento que garanticen la preservación de todos sus elementos y aseguren su correcto funcionamiento una vez vuelva a ponerse en marcha. Estas tareas van a depender tanto del lugar físico en el que vaya a estar estacionado, si es un lugar cerrado o al aire libre, como de la climatología, ya que no son las mismas necesidades de conservación y prevención si se trata de un lugar excesivamente seco como si es uno muy húmedo. Hay algunas tareas que son básicas y comunes para preservar los mismos y garantizar un buen funcionamiento de la aeronave una vez se vuelva a precisar su uso.

El avión se debe estacionar de tal modo que permita el paso del personal de mantenimiento y seguridad en caso necesario. Se debe asegurar que las partes móviles quedan retraídas y bloqueadas, sobre todo los trenes de aterrizaje, para evitar accidentes. Se pueden cambiar los neumáticos de las ruedas y sustituirlas por unas usadas para evitar la deformación de las mismas o se pueden girar convenientemente cada pocos días con el mismo fin. Asimismo, se realiza un mantenimiento del aceite y aire de los amortiguadores.

Es muy importante que el sistema eléctrico se desconecte. Para eliminar la tensión eléctrica de la aeronave están los descargadores de estática. Son unas varillas conductoras situadas en algunos puntos de la superficie de la estructura del avión, que deben quedar protegidas durante el estacionamiento colocando unas fundas sobre las mismas, para que el avión se derive a masa conectado mediante un cable a una toma de tierra.

Para evitar el deterioro, se lubrican aquellos elementos abatibles o movibles tales como puertas, carenas, trenes de aterrizaje, rampa o controles y se aplican inhibidores de corrosión en aquellas zonas que lo necesiten.

El acceso de agua de lluvia, polvo, aves, insectos u otros animales que puedan entrar o anidar en los conductos del avión, podrían causar importantes daños en el funcionamiento del avión y desperfectos, por lo que esto se evita colocando plásticos adhesivos que cubran las aberturas.

Los elementos que van sueltos dentro del avión como chalecos salvavidas o kit de primeros auxilios y aquellos que pueden caducar, como los botes de oxígeno, se retiran y almacenan para tenerlos controlados. También se desmontan y guardan las baterías y detectores magnéticos.

El depósito de combustible es inertizado para que quede fuera de servicio y evitar cualquier reacción que pueda poner en peligro tanto al material como al personal involucrado. Por su parte, se debe tener especial cuidado en prevenir la humedad en los motores, para lo que se usa un material absorbente de humedad y se monitoriza mediante una serie de sensores.

Se aprovecha este periodo de inactividad del avión para limpiar y reemplazar los filtros de aceite y combustible. También se realiza una limpieza general de los interiores de la aeronave vaciando los depósitos, tanto el de agua potable, como el de desechos, que debe quedar adecuadamente desinfectado. De igual forma, se procede con una limpieza exterior del avión.

De modo visual, se inspecciona semanalmente el fuselaje en general para que no existan fugas de líquidos, que todos los orificios estén cubiertos adecuadamente y se procura que las hélices, si es el caso, mantengan su nivel adecuado de aceite.

Dependiendo del periodo en el que el avión vaya a estar fuera de servicio, las tareas de mantenimiento se repiten periódicamente, de manera semanal, quincenal o mensual. Para devolver el avión a su estado original para que vuelva a su uso normal se realizarán unas tareas de des-preservado que dejarán la aeronave lista para su funcionamiento, manteniendo y asegurando así la calidad y la seguridad en todo momento.

 

 

Share Button

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*