30/11/2017

0

Entrevista a Thomas Reynaert, A4E

 

Desde marzo de 2016, Thomas Reynaert es Director General de A4E (Airlines for Europe), la asociación más grande de aerolíneas de Europa, que se inició en enero de 2016, fundada porAir France KLM, easyJet, International Airlines Group (IAG), Lufthansa Group y Ryanair.

“Es necesaria una regulación económica de los aeropuertos, dado que los monopolios existen. Asimismo, debe exigirse transparencia en el cálculo de las tasas aeroportuarias.”

 

¿Cómo surgió la idea de crear Airlines for Europe?

A4E fue fundada por los cinco grupos de aerolíneas más grandes de Europa (Air France KLM, easyJet, International Airlines Group, Lufthansa Group y Ryanair) para representar los intereses de sus miembros ante las instituciones de la UE, las organizaciones internacionales y los gobiernos nacionales en asuntos relacionados con la aviación europea. Durante los últimos meses, además, el crecimiento de nuestra base de miembros ha sido tal que ahora contamos con una representación aún más amplia de los intereses de las diferentes empresas de líneas aéreas ante Europa. Desde el lanzamiento de A4E, Norwegian, Finnair, Jet2.com, Volotea, Aegean, TAP Portugal, airBaltic, Icelandair, Cargolux y Travel Service también se han unido como miembros fundadores. Nuestra intención es agrupar las líneas aéreas europeas para emprender una serie de cambios que aumenten nuestra competitividad y resulten en tarifas más baratas y en más alternativas para los pasajeros.

 

Desde 2010, más de dos millones de pasajeros se han visto afectados por las huelgas de los controladores de tráfico aéreo ¿Cuáles son los datos principales que maneja A4E reveladores del impacto negativo de las huelgas de los controladores de tráfico aéreo (ATC) en la movilidad de los europeos?

Durante el periodo de 2010 a 2016, se produjeron 30.000 cancelaciones de vuelos de líneas aéreas A4E debido a las huelgas de los ATC, lo que afectó a casi 2,2 millones de pasajeros. Se han producido 217 días de huelga de controladores de tráfico aéreo en Europa (lo que equivaldría a casi un mes completo de huelga por año). Estas alteraciones se concentran en un pequeño número de países europeos, pero su impacto alcanza al tráfico aéreo de toda la UE, dado que un día de huelga de los ATC de un solo país provoca, de media, el retraso del 69% del tráfico europeo. En general, el coste de estas alteraciones lo asumen casi exclusivamente los usuarios del sistema de tráfico aéreo (es decir, las aerolíneas), más que los proveedores. En el periodo que va de 2004 a junio de 2016, el 67% del total de días de huelga se concentró en Francia y ocasionó el 96% de todos los retrasos registrados atribuidos a acciones sindicales de los ATC. Pocos países, si es que hay alguno, en el mundo están viviendo la escala de acciones reivindicativas que vive la UE en el sistema de transporte aéreo en los últimos años.

 

¿Cuáles son las soluciones a medio plazo propuestas para reducir el impacto de las huelgas?

A4E está dispuesta a prestar asistencia a los ANSP y a sus empleados si responden a nuestra llamada de sumarse voluntariamente, lo antes posible y sin demoras, a la participación activa y de buena fe en un proceso de arbitraje o de cualquier otra forma de conciliación con la ley nacional pertinente antes de amenazar con acciones sindicales. Resulta de crucial importancia conservar la capacidad de proteger los vuelos que sobrevuelan el país afectado por la acción sindical al tiempo que se asegura que esto no se produce a costa de los vuelos hacia y desde el país afectado. Además, consideramos que debe mediar un plazo de 21 días de notificación anticipada de huelga y de 72 horas de notificación anticipada de participación en ella, por parte de los empleados, de manera que permita mejorar la previsibilidad del nivel de alteración y puedan aplicarse mecanismos de cooperación para encontrar medios que minimicen el impacto de la alteración del servicio de los ATC.

 

Desde el lanzamiento de A4E en enero de 2016, ¿cuáles son los principales logros conquistados y los que se pretenden conquistar en el futuro?

En los 18 meses de su existencia, A4E ha logrado importantes avances en asuntos de su política de prioridades. Últimamente y un año después del lanzamiento de la campaña Free Movement Call for Action (movimiento libre de llamada a la acción) de A4E, la Comisión Europea ha publicado sus recomendaciones respecto a medidas para reducir los riesgos y el impacto de las huelgas de controladores de tráfico aéreo en Europa como parte de su declaración sobre “Aviación: una Europa abierta y conectada”. Aunque aún nos queda mucho trabajo por hacer, hemos conseguido introducir el asunto de las huelgas de los ATC en la agenda política de la UE y la iniciativa de la Comisión nos dota de las herramientas necesarias para intensificar nuestros esfuerzos en aquellos países en los que las acciones sindicales de los ATC están causando más alteraciones, tanto en el plano local como en el europeo.

Más aún, nuestra campaña para impulsar la revisión de la Directiva de la EU sobre tasas aeroportuarias está adquiriendo mucha fuerza, como recientemente publicamos en los resultados preliminares de nuestro último estudio sobre rentabilidad aeroportuaria. Cada vez es más evidente que si pretendemos crear un terreno de juego justo entre aerolíneas y aeropuertos, donde nuestros clientes puedan disfrutar de las ventajas a las que tienen derecho, es necesaria una regulación económica de estos aeropuertos, que actualmente ocupan una postura de monopolio. Asimismo, es imprescindible que la Comisión Europea garantice que los Estados miembros proporcionan la independencia, las competencias y los recursos que permitan a las autoridades normativas nacionales hacer su trabajo.

Además, A4E ha manifestado su oposición a las tasas irracionales sobre la aviación y hemos seguido atentamente el proceso de decisión del gobierno italiano en 2016 para aumentar en 2,50 € las tasas que los aeropuertos italianos cobran a los pasajeros, decisión tomada de la noche a la mañana y con efecto inmediato. Consideramos que la revocación de esta decisión, lo que evitó los efectos negativos en la economía italiana, fue todo un éxito.

A4E continuará su desafiante misión ante las instituciones y los accionistas europeos a fin de conseguir un espacio aéreo fiable y eficiente reduciendo el coste de la provisión del control de tráfico aéreo (ATC) mediante la ejecución del cielo único europeo y la mejora de la regulación económica a escala europea. Una de nuestras prioridades destacadas seguirá siendo la estimulación de la actividad económica y del empleo mediante la implantación del entorno regulatorio adecuado y la eliminación de las tasas abusivas en la aviación.

 

¿Qué ocurre con las tasas aeroportuarias? ¿Cree que los reguladores aumentarán la transparencia o aún queda mucho camino por andar en este terreno?

La revisión de la legislación sobre aeropuertos ahorraría a los pasajeros europeos cientos de millones de euros, sobre todo cuando las tasas de las líneas aéreas están reduciéndose, y son las de los aeropuertos las que suben.  Los resultados preliminares del estudio de York Aviation titulado “The Cost and Profitability of European Airports” sobre el coste y la rentabilidad de los aeropuertos europeos demuestran que los pasajeros europeos pagan tasas aeroportuarias excesivas, en particular, en aeropuertos monopolio y en los que se aplica el sistema “dual till”. En el sistema “dual till”, los beneficios de las actividades comerciales de un aeropuerto, como por las compras o el aparcamiento, no se reinvierten en la reducción de las tasas aeroportuarias que pagan los consumidores, a pesar de que estos ingresos nunca se generarían sin ellos, en primer lugar.

Para A4E y millones de pasajeros europeos, la Directiva sobre tasas aeroportuarias (“ACD”) de la UE es una ley inadecuada: debe revisarse con carácter urgente. Es necesaria una regulación económica de los aeropuertos, dado que los monopolios existen. Asimismo, debe exigirse transparencia en el cálculo de las tasas aeroportuarias. Por tanto, la Comisión Europea tiene que revisar la ACD para regular estos monopolios, iniciar valoraciones en profundidad del poder del mercado y garantizar a las autoridades nacionales las competencias y los recursos necesarios para legislar eficazmente.

 

A4E no es el único grupo de presión de líneas aéreas europeas. ¿Cuáles son sus puntos fuertes principales?

Airlines for Europe (A4E) es la asociación de líneas aéreas con más peso de Europa, tiene su sede en Bruselas y representa a más de 25 marcas de líneas aéreas, cifra que pretende aumentar. Con más de 550 millones de pasajeros cada año, los miembros de A4E realizan más del 70 por ciento de los viajes del continente, con más de 2700 aviones operados y con un volumen de negocio anual superior a los 100 mil millones de euros. A4E está, por tanto, perfectamente posicionada para abordar los problemas de nuestro sector. Por primera vez, las líneas de bajo coste, el ocio, la red y las líneas de transporte de mercancías han unido sus fuerzas. Nos enfrentamos a los mismos retos en Europa, por tanto, es fácil adoptar posiciones comunes.

 

 

Share Button

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*