0

Nueva versión de la norma UNE-EN 9100

En 2015, la nueva norma UNE-EN ISO 9001 de gestión de la calidad, fue aprobada tras un largo proceso de revisión. Por este motivo, todas aquellas normas que tienen su base en este documento también han tenido que actualizarse para adaptarse a las novedades introducidas en la norma de referencia, así como para incluir modificaciones específicas de su sector de aplicación.

El 14 de septiembre del 2018 todos los certificados emitidos en la versión anterior dejarán de tener validez.

Este es el caso de la norma UNE-EN 9100, norma desarrollada por el Grupo Internacional de la Calidad Aeroespacial (IAQG), que sienta las bases de la certificación de los sistemas de calidad, para las organizaciones de aviación, espaciales y de defensa, y de la que ya se ha publicado su última versión: UNE-EN 9100:2016.

Mientras en otras revisiones los cambios fueron menores y de poca repercusión respecto a la anterior versión, en esta ocasión sí se introducen cambios de entidad que suponen una renovación de los sistemas de gestión implantados en las empresas del sector. 

Algunos cambios destacables a tener en cuenta son:

  • Contexto de la organización: La nueva norma requiere un análisis del entorno de la organización, los llamados grupos de interés. Este análisis deberá evaluar la importancia de cada uno de estos grupos y estar directamente relacionado con lo que se describe en los siguientes puntos.
  • Riesgos y oportunidades: Las empresas que quieran certificarse bajo las directrices de la nueva versión UNE-EN 9100, deberán contar con una metodología para la detección y gestión de los riesgos y las oportunidades a los que se vea expuesta la organización. Esto significará contar con un plan de acción continuamente actualizado, que evidencie que la organización es capaz de mitigar riesgos y aprovechar oportunidades sin que se desestabilicen los indicadores establecidos.
  • Plan de comunicación: Otro requisito que supone la introducción de una novedad en los sistemas de gestión, es contar con un plan de comunicación en la organización. Este plan de comunicación debe ser tanto externo como interno y si bien no es obligatorio que esté documentado, si es recomendable que lo esté en aquellas organizaciones con cierta complejidad en sus comunicaciones, ya que debe ser conocido por todos los involucrados en su funcionamiento.
  • Objetivos del sistema: Para promover y evidenciar la mejora continua, es necesario establecer y monitorizar una serie de objetivos de mejora. Esto no es nuevo, ya se hacía en anteriores versiones, pero ahora estos objetivos deben estar alineados con el resultado del análisis del contexto de la organización, con el plan de riesgos y oportunidades, así como ser coherentes con el plan de comunicación.

En mi opinión, estos son los cambios que dan un vuelco y darán mayor fortaleza al funcionamiento de los sistemas de gestión, pero existen otros muchos más específicos, como los relativos a la seguridad y obsolescencia de los productos o a la protección frente a la falsificación de piezas, que también deberán ser tenidos en cuenta en la adaptación de los sistemas de gestión de las empresas del sector.

El 14 de septiembre del 2018 todos los certificados emitidos en la versión anterior dejarán de tener validez, por tanto las empresas certificadas tienen hasta esa fecha para superar la auditoría en base a la nueva norma UNE-EN 9100:2016.  Estas se realizarán en el marco de una auditoría de transición. Hasta entonces, convivirán ambas certificaciones.

 

 

Share Button
11/12/2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*