0

Citius, altius, fortius

 

Cuando Pierre de Coubertin propuso en 1894 el lema de las olimpiadas, el hombre apenas había iniciado su conquista de los cielos más allá de unos pocos metros sobre el suelo. Más de un siglo después, Citius, altius, fortius o, lo que es lo mismo, “más rápido, más alto, más fuerte” también podría ser el lema que alienta actualmente la carrera espacial.

El Falcon Heavy de SpaceX marca un hito importante en la carrera espacial actual, abierta a nuevos actores y un nuevo mercado.

Se trata de una competición donde ya no solo participan dos superpotencias, que era el escenario que teníamos cuando el hombre llegó a la Luna. Ahora son varios los países que tienen capacidad para enviar naves al espacio. A ellos se han sumado igualmente una buena cantidad de empresas privadas y hombres de negocios que han visto en el espacio un recurso comercial por explotar. Que, de hecho, lo es.

El último hito en esta carrera es muy reciente. Hace poco pudimos asistir en directo al primer lanzamiento del Falcon Heavy. Se trata de un sistema de lanzamiento espacial súper pesado y reutilizable, que ha sido financiado, diseñado y construido por la empresa SpaceX.

Su carga útil en órbita terrestre baja es de casi 64 toneladas, casi triplicando la de su hermano pequeño, el Falcon 9. Su objetivo es, con la mente puesta en los viajes a Marte, disponer de un sistema de lanzamiento que permita llevar cargas pesadas al espacio. Es importante reseñar que para llegar al planeta rojo la capacidad de carga útil del sistema se reduce a unas 17 toneladas.

Aparte de sus capacidades, lo más importante de este lanzamiento ha sido la recuperación programada de las primeras etapas del cohete. Con una precisión milimétrica se desacoplaron y regresaron a la Tierra, aterrizando de forma suave en los lugares programados para ello. Este hecho es clave para abaratar el precio de lanzamientos futuros, que podrían reducir su coste en aproximadamente un 30%.

La carga útil de este vuelo de prueba fue simbólica, un vehículo Tesla con un maniquí en su interior, y ya hay previstos al menos otros dos lanzamientos para 2018, ya con carga útil pagada por los clientes.

Otro aspecto reseñable es cómo ha cambiado la forma de comunicar estos avances en la carrera espacial. A diferencia del siglo pasado, en el que las superpotencias mantenían un hermetismo casi total sobre sus avances o sus lanzamientos, ahora prevalece la información. Antes competían entre sí mientras que ahora compiten por un mercado. La exposición pública de todo el proceso de lanzamiento, sus protocolos y la comprobación en directo de que todo funcionó como habían diseñado sus ingenieros (con el evidente riesgo que ello supone) es la mejor publicidad que puede tener este tipo de empresas para conseguir nuevos clientes en la conquista del espacio.

Citius, altius, fortius puede ser, en efecto, un lema a considerar en esta nueva carrera espacial.

 

En el canal de Youtube de SpaceX se pueden visualizar los vídeos sobre el desarrollo del Falcon Heavy, así como su primer lanzamiento. Para acceder, haga clic aquí.

 

 

 

Share Button
05/03/2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*