0

Entrevista con Vicente Gómez, PAE

 

Vicente Gómez Molinero es Secretario General de la Plataforma Tecnológica Aeroespacial Española (PAE)

“Solo queda que se tome la decisión de poner en marcha el Plan Estratégico Sectorial de Aeronáutica lo más rápidamente posible, para que España tenga un plan de apoyo público a la investigación e innovación en aeronáutica al nivel de los que tienen los países de nuestro entorno”.

line

¿Por qué surge en 2006 una entidad como la PAE?

Las plataformas tecnológicas fueron propuestas por la Comisión Europea en 2015 como foros de intercambio que, bajo liderazgo industrial, reuniesen a las industrias (grandes, medianas y pequeñas), a las universidades y a los centros tecnológicos para conseguir lo siguiente: definir y acordar una Agenda Estratégica de Investigación e Innovación (SRIA, por sus siglas en inglés); realizar estudios de prospectiva y vigilancia tecnológica, y ser un órgano de asesoramiento y presencia en foros nacionales e internacionales de I+D+i. Con esas ideas en mente se creó la PAE en 2006 y, durante su primer periodo de funcionamiento, entre otros muchos documentos, se presentó la Agenda Estratégica de Investigación Aeroespacial Española 2008-2020.

 

Diez años después, la PAE comienza una nueva etapa y desde entonces hasta ahora ha logrado integrar a más de 90 representantes del sector, entre empresas, universidades, centros de I+D y otras entidades. ¿Qué nuevos objetivos se han marcado a corto y medio plazo?

Los objetivos de esta nueva fase de la PAE, ahora definida como Plataforma Tecnológica Aeroespacial Española, siguen siendo los mismos: básicamente ser el Foro del I+D+i aeroespacial en España. En los dos primeros años de funcionamiento hemos definido unas taxonomías, aeronáutica y espacial, para clasificar nuestro sector y cualquier clase de información sobre él. Todas las entidades de la PAE se han autoclasificado en esas taxonomías y ahora tenemos una visión detallada de cómo es nuestro sector desde el punto de vista de la I+D+i. Estamos desarrollando también una Agenda Estratégica de I+D+i aeroespacial que define, tanto en su vertiente aeronáutica como en la espacial, qué hoja de ruta se debería seguir para potenciar el sector en España desde la l I+D+i.

Hemos realizado estudios de vigilancia tecnológica en materiales aeroespaciales y fabricación aditiva, que han dado lugar a documentos con recomendaciones concretas de la industria y a respuestas de las universidades y centros tecnológicos. Por último, estamos trabajando en un estudio de cómo debe ser el modelo de competencias del ingeniero interdisciplinar colaborativo que nuestras empresas van a necesitar en el futuro inmediato de la implantación de la industria 4.0.

 

Históricamente existe una reivindicación, por parte del sector, de contar con un plan estratégico aeronáutico y aeroespacial a nivel nacional. ¿Cree que se están dando los pasos necesarios para que sea una realidad a medio plazo?

Sí. Tanto desde TEDAE, promoviendo la elaboración de una Guía Sectorial de Aeronáutica – que ya se presentó en 2015 y que se ha actualizado recientemente – como desde la PAE, donde hemos publicado ya un resumen ejecutivo de nuestra Agenda Estratégica de I+D+i en Aeronáutica y pronto publicaremos la hoja de ruta detallada con más de 100 actividades propuestas y clasificadas para dar respuesta desde la realidad del sector en España a los cinco grandes retos socio-económicos definidos por la plataforma europea de aviación ACARE, estamos contribuyendo para que el contenido de ese Plan Estratégico Sectorial de Aeronáutica sea una realidad. Ahora solo queda que se tome la decisión de poner en marcha ese Plan lo más rápidamente posible, para que España tenga un plan de apoyo público a la investigación e innovación en aeronáutica al nivel de los que tienen los países de nuestro entorno, como Francia (con CORAC), Alemania (con LUFO) o Reino Unido (con ATI).

 

Este año se ha publicado una revisión de la Agenda Estratégica de I+D+i en Aeronáutica. ¿Cuál es la ruta tecnológica marcada por el sector para los próximos años?

La ruta tecnológica detallada se publicará en los próximos meses, pero ya en el resumen ejecutivo se definen las diez líneas troncales en las que nuestro sector debe trabajar en los próximos años, que son:

  • Avión más eléctrico (incluyendo propulsión híbrida y eléctrica).
  • Fabricación y diseño avanzado.
  • Materiales (compuestos y metálicos) avanzados.
  • Estructuras multifuncionales.
  • Optimización aerodinámica y configuraciones disruptivas y eficientes de aeronave y planta propulsora.
  • Vehículos conectados, inteligentes, no tripulados: autonomía.
  • Motores más eficientes, silenciosos y sostenibles.
  • Nuevas formas de soporte en servicio.
  • Control de tráfico aéreo (tanto ATM como UTM).
  • Gestión medioambiental de las aeronaves.

 

¿Qué papel juega la I+D+i aeroespacial española en un sector tan globalizado y altamente competitivo?

El nivel del I+D+i español tanto en aeronáutica como en espacio es muy elevado, como lo demuestran sus participaciones en programas internacionales (Clean Sky o SESAR en aviación, o los programas de la ESA y la Unión Europea en Espacio). Gracias a anteriores planes estratégicos nacionales en aeronáutica, nuestra industria se pudo posicionar de forma muy significativa, por ejemplo, en los sucesivos modelos de aviones de Airbus. Si ese esfuerzo inversor en tecnologías de futuro no se mantiene, la posición internacional de nuestro sector se acabará debilitando. Pero si se lanza el Plan Estratégico Sectorial que estamos demandando, esa posición se verá reforzada en el futuro y las grandes empresas tractoras aumentarán su inversión en I+D en nuestro país y contribuirán al refuerzo de todo el ecosistema innovador en España.

 

¿Cree que se invierten suficientes recursos en investigación aeroespacial? ¿Qué medidas se proponen desde la PAE para mejorar este aspecto?

Las agendas estratégicas de I+D+i, tanto de aeronáutica como de espacio, que la PAE está definiendo proponen medidas concretas que hay que tomar para que la inversión en I+D+i en nuestro sector, que actualmente se concentra sobre todo en programas de cooperación internacional, se vea complementada por Programas Nacionales que preparen a nuestra industria para ser cada vez más competitiva, y a su vez consoliden a nuestras universidades y centros tecnológicos como referentes internacionales en investigación aeroespacial. Esos Programas Nacionales son un componente que necesariamente debemos desarrollar y, como se detalla en nuestras Agendas Estratégicas, desde la PAE continuaremos ofreciéndonos a todos los organismos financiadores del I+D+i para transmitirles las opiniones de todo nuestro ecosistema de innovación: desde las industrias que fijan las prioridades, hasta las universidades y centros tecnológicos que las alimentan con sus investigaciones alineadas con lo que la industria demanda y la formación de los técnicos e ingenieros del futuro. La colaboración entre todos los agentes de ese ecosistema innovador es uno de los valores que la PAE puede ofrecer.

 

 

Share Button
03/12/2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*