0

Infografía / Vuelos para sentir la gravedad cero

Las leyes de la física son claras. La atracción de los cuerpos es directamente proporcional al producto de sus masas y, de manera inversa, también proporcional al cuadrado de la distancia entre ellos. En el Universo esa ley está marcada por la gravedad. No existe la gravedad cero. Siempre hay algún cuerpo celeste que ejerce algún tipo de atracción, aun a miles de kilómetros de distancia.

Sin embargo, llaman nuestra atención y despiertan nuestros sentidos las imágenes de los astronautas flotando libremente dentro de una nave espacial en la que viajan. La tentación más inmediata es pensar que en ese entorno no existe la gravedad, pero lo que realmente están experimentando es una situación de caída libre constante, al igual que la nave. Al moverse ambos (nave y astronautas) a la misma velocidad y sin estar sometidos a otra fuerza más que la de la gravedad, la sensación que perciben es de ingravidez.

En el caso de la ISS (Estación Espacial Internacional) el ejemplo es bastante descriptivo. La estación se mueve a una velocidad media de 7,66 kilómetros por segundo en una órbita alrededor de la Tierra fijada a una altura aproximada de 400 kilómetros. A esa distancia, la ISS está sometida a una gravedad de 0,9 g (8,83 m/s2), un 10% inferior a la existente en la superficie de la tierra. El astronauta que está dentro de la ISS se mueve a la misma velocidad que la nave, pero no hay diferencia de fuerza entre ellos, por lo que la sensación que tiene es la de flotar dentro de ese entorno.

Esto mismo es lo que se experimenta en los vuelos de “gravedad cero” o vuelos parabólicos. Lo que se lleva a cabo es una técnica de vuelo en la que un avión realiza un recorrido que, tras una brusca ascensión, se solapa con una parábola que le permite simular el efecto de ausencia de gravedad durante unos segundos (generalmente en torno a 20 s). Estos vuelos se utilizan para entrenar astronautas o para la realización de experimentos en un entorno de ingravidez. También se utilizan, cada día más, para el turismo o el ocio. Por un módico precio, cualquier persona puede apuntarse en empresas como Novespace, Zero-G Corporation o MiGFlug a un programa completo de actividades que culmina con la realización de varias parábolas, en un avión preparado para tal fin, que le harán vivir las mismas sensaciones que los astronautas de la ISS.

Sin duda, se trata de una combinación perfecta de conocimiento de las leyes de la física, aeronáutica y habilidad.

El número de empresas que ofrecen este tipo de vuelos está aumentando. Las principales agencias espaciales ya tienen acuerdos con varias compañías que se encargan de realizar las parábolas. Además, también hay otras empresas que realizan este mismo tipo de prácticas con el fin de facilitar un entorno de investigación con ausencia de gravedad simulada a un precio mucho más económico y más inmediatez que hacerlo utilizando una misión espacial.

En esta infografía recopilamos algunos datos de interés sobre los vuelos de “gravedad-cero” que, seguro, serán de su interés. Disfrútela y cuéntenos su punto de vista.

 

Infografía / Vuelos de gravedad-cero (pdf)

 

Fuentes: Elaboración propia, 2016.
Los contenidos de este documento son propiedad intelectual de AERTEC Solutions. Se permite cualquier copia o difusión, siempre que se realice al documento de forma íntegra y conservando en todo momento el logotipo de AERTEC Solutions.

 

Share Button

26/10/2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*