0

Dimensionado de terminales de pasajeros

La terminal aeroportuaria es un edificio complejo. A diferencia de otros edificios, generalmente se desconoce las dimensiones que deben tener los diferentes espacios y salas de los que se compone. Por ello, antes de comenzar el diseño arquitectónico, se calculan una serie de parámetros que describan y cuantifiquen las necesidades que la terminal debe satisfacer.

Una de las labores más complejas en el diseño de una terminal aeroportuaria es adecuarla al movimiento de pasajeros que tendrá en el futuro.

Para una terminal de pasajeros, el parámetro más importante es el Pasajero Hora Punta (PHP). La definición de este concepto es crítica. El Pasajero Hora hace referencia al número de pasajeros que son procesados por la terminal en una determinada hora. Es una medida de la capacidad de la terminal. Hay muchas definiciones para este concepto, pero todas ellas tienen algo en común: en momentos puntuales, el flujo de pasajeros real supera al PHP utilizado para el diseño. Si en el diseño de la terminal se utilizara el máximo flujo de pasajeros de todo el año, los procesos estarían sobredimensionados durante la mayor parte del tiempo, por lo que los recursos del aeropuerto se malgastarían. Este valor busca satisfacer la demanda con un nivel de servicio adecuado para la mayor parte del tiempo. Por tanto, se espera que, en momentos puntuales, la terminal supere el PHP de diseño y sufra de pequeñas congestiones. En ellas, la calidad del servicio percibida por el pasajero disminuye. Esto se traduce, por ejemplo, en un aumento en la duración de las colas de espera. Es importante el correcto análisis del flujo de pasajeros a lo largo del año para que estas congestiones puntuales se encuentren dentro de un rango aceptable.

El valor del PHP depende de cómo se defina este concepto y del método de cálculo que se utilice. La mayor parte de estos métodos parten de la lista del número de pasajeros que, hora a hora, pasan por la terminal durante, al menos, un año. Para obtener dicha información, habitualmente se parte del histórico de vuelos, que no es más que los vuelos comerciales que se han realizado en un aeropuerto durante en el periodo de estudio. La información de esta tabla se procesa hasta obtener la información buscada. Una vez obtenida, se utiliza uno de los métodos que se describen a continuación para obtener el PHP.

IATA propone obtener la hora punta típica a partir del Busy Day. El Busy Day es el segundo día de mayor tráfico de pasajeros, de la semana media del mes punta. En primer lugar, se busca el mes con mayor tráfico de pasajeros. Después, se busca cual es la semana natural cuyo número de pasajeros es aquel que se aproxima más a aquel de la semana promedio de dicho mes. A continuación, se ordenan de mayor a menor los días de dicha semana, según su número de pasajeros diarios. El segundo día de dicha lista es el Busy Day. Finalmente, se analiza el tráfico de pasajeros durante dicho día. Aquel periodo de 60 minutos durante los cuales se detecta un mayor tráfico de pasajeros es la hora de diseño, y su número de pasajeros es el Pasajero Hora Punta, según el método propuesto por IATA.

En el Reino Unido, la British Airport Authority utilizaba el Standard Busy Rate (SBR), que corresponde a la trigésima hora con más tráfico de pasajeros del año de estudio. En los aeropuertos de París se usa una variante similar, utilizando la cuadragésima hora. Este método requiere conocer el número de pasajeros por hora que procesa el aeropuerto, durante todas las horas del año. A partir de este punto, se ordenan de mayor a menor y se elige el valor en la posición 30 y 40 respectivamente.

Una variante del Standard Busy Rate (SBR) es el Busy Hour Rate (BHR). En este método se busca que el PHP de diseño corresponda con el percentil 95 del PHP de todas las horas del año.

La FAA (Federal Aviation Administration de los Estados Unidos) propone un método más sencillo. Establece una relación entre la hora punta típica y los pasajeros anuales. Dicho de otra manera, a partir de los pasajeros anuales puede estimarse la hora punta típica, y viceversa.

A continuación, se repite este proceso hasta obtener el PHP de entrada de cada uno de los procesos de la terminal. Habitualmente es necesario calcular el PHP de salidas y llegadas, segregado por el tipo de tráfico (nacional, internacional), e incluso por compañías aéreas o alianzas.

Los PHP obtenidos corresponden al flujo de pasajeros que han ocurrido en el pasado. El siguiente paso consiste en obtener el PHP que la terminal demandará en el futuro. Para ello se utiliza la prognosis. La prognosis es un pronóstico que utiliza información histórica del aeropuerto, así como información de las aerolíneas e indicadores económicos para predecir la evolución de la demanda en el aeropuerto. Es un concepto muy interesante que merece su propio artículo en el blog.

Combinando el PHP actual con la prognosis, se obtiene el PHP de cada uno de los procesos de la terminal en el futuro. Con estos datos es posible comenzar a dimensionar cada una de las salas, superficie para colas, así como el número de equipos que serán necesarios en la terminal.

 

 

Share Button
01/10/2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*